27/3/10

VIERNES SANTO EN RIO CEBALLOS


A Pablo y Gustavo

La Pascua
enciende el camino de antorchas.
Desde mi ventan
serpentea la luz hacia la cumbre.

El gemido del mundo
despierta las huellas de las brujas
La Tierra bebe el llanto de los pájaros
Ruedan las culpas de los hombres
en la proyección de Tu Sangre.

Mis hijos
-navegantes del Arca venidera-
llevan Tu Cruz, señor
hacia el pórtico del siglo.
Avanzan en el misterio
con el fuego en las manos
                        -revelación de otro Universo.
Descubren el paso de las nubes
cuando la Paz
está en Tu pupila
mirando nuestras horas.

Susana Lobo
Del libro: Pastor del Desierto.
Vestal Ediciones. 1992.

2 comentarios:

reltih dijo...

excelente texto.
besos

Leonor Mauvecin dijo...

Hermoso poema Susana , me conmovieron tus palabras y la imagen del Cristo de Ñu Porá . Cuántos recuerdos me trae , hermosos momentos vividos a su sombra ,en la ladera de esa montaña poblada de árboles y pájaros .
Viajé por tu blog y me encató reconocerte como una peregrina de la palabra ¡Cuántos encuentros! cuánta amistad en la poesía . Belleza y amistad Un abrazo Leonor